24/7/08

Judas: política o mesianismo

Ahora que se puso de moda, recordemos que “Judas” es noticia vieja.
Hace dos años, el Vaticano debatió si re-escribir la historia oficial sobre este hombre que pasó a la posteridad como sinónimo de traidor. Grandes teólogos, incluido el actual Papa Benedicto XVI, se enredaron acerca del rol que tuvo Judas en el posterior asesinato de Jesús, su jefe, a quien habría entregado por dinero. Para reivindicarlo, se revieron las traducciones de las interpretaciones del idioma original, en que fueron escritos los primeros capítulos de lo que se conoce como Biblia.
Las preguntas de entonces en el mundo católico eran si realmente Judas había sido un mal tipo, acaso un aprovechador del momento. O, si por el contrario, siguió una conducta revolucionaria, siendo que veía en Jesús a un líder político, más que mesiánico.
Estos señores teólogos llegaron a cuestionar, incluso, si la difamada figura de Judas no había sido estigmatizada a propósito por quienes, a lo largo de la historia, atacaron al pueblo judío.
Judas quedó algo rehabilitado por la Iglesia que lo empezó a mirar como a quien no le queda otra para hacer.
Pero como nos gusta la rigurosidad de la información buscamos en el archivo y encontramos algunas cosas interesantes sobre esta nueva imagen del traidor Judas:
* “Una pregunta atañe al motivo del comportamiento de Judas: ¿por qué traicionó a Jesús? Para responder a este interrogante se han hecho varias hipótesis. Algunos recurren al factor de la avidez por el dinero; otros dan una explicación de carácter mesiánico: Judas habría quedado decepcionado al ver que Jesús no incluía en su programa la liberación político-militar de su país… Más allá de las motivaciones históricas la traición de Judas sigue siendo un misterio…Las posibilidades de perversión del corazón humano son realmente muchas”. (Benedicto XVI en la audiencia pública del 18 de octubre de 2006).
* "La acción de Judas es quizá el hecho más desconcertante que narran los evangelios. Unos suponen que Judas, decepcionado por el camino de humillación y debilidad que había seguido el Maestro, lo puso en manos de sus adversarios. Otros piensan que su intención fue hacer que Jesús entrara en un callejón sin salida que lo forzara a usar la violencia... Algunos van más lejos todavía y afirman que Judas asumió deliberadamente la ignominia de convertirse en traidor para que Jesús, con su muerte, redimiera al género humano. Por supuesto todos estos intentos de explicación no pasan de ser conjeturas... La más verosímil es su decepción porque las acciones y las palabras de Jesús contradecían sus expectativas mesiánicas, exacerbadas por la presencia del invasor romano". (Armando Levoratti, miembro emérito de la comisión Bíblica del Vaticano)
* "La acción de Judas fue mala, pero nadie sabe lo que sucedía en su interior. Es posible que él pensara que lo correcto era denunciar a Jesús y lo haya hecho con la mejor intención". (Luis Rivas, titular de la cátedra de Sagradas Escrituras de la UCA)
* "En la perspectiva histórica judía, la figura de Judas tuvo una relevancia trágica porque fue transformada, por aquellos cristianos enceguecidos por un abyecto sentimiento antijudío, en esteriotipo que define a cada judío: desdeñar todo valor espiritual a fin de obtener un provecho material".( Rabino Abraham Skorka, rector del Seminario Rabínico Latinoamericano).
Según las crónicas, los teólogos habrían concluido en que “Judas era un idealista y estaba muy desilusionado con las injusticias de su época”.
Es curioso como hoy un personaje que trascendió en la historia universal como el malo de la película –guión clásico hollywoodense- haya comenzado a reivindicarse en el mundo. Menos en Argentina, donde todavía se pasa la versión vieja.
Y esto, tampoco resiste un archivo.

1 comentario:

Andy dijo...

Y sí...en argentina todo atrasa 50 años de la era peronista.